Consejos para los turistas

Una vez salgas del avión y estés en el aeropuerto comienzo el mundo de contrastes. Normalmente la entrega de las maletas suele ser bastante caótica y no te sorprenda ver las maletas amontonadas por el suelo. En la aduana pueden pasar dos cosas: que apenas haya controles y salgas rapidísimo, o que hagan controles exhaustivos y te pegues 2 horas para salir del aeropuerto. Ten paciencia y no desesperes porque tendrás que acostumbrarte al ritmo caribeño de los funcionarios cubanos.

Si llevas una PlayStation para regalar te la harán declarar, suelen pedir 120cuc, pero negociando por 40cuc se puede conseguir. Normalmente puedes llevar portátiles para regalar ya que luego no te exigen que a la vuelta a tu país lo lleves encima. Si no estás seguro de poder llevar algo que quieres lo mejor es que consultes la web de la aduana cubana http://www.aduana.co.cu/

Para salir de Cuba hay que pagar el impuesto aeroportuario y cuesta 25 cuc.

Tanto a la ida como a la vuelta es recomendable forrar las maletas con plástico para evitar que las abran. Te puede pasar tanto en España como en Cuba, y por 8 cuc que es lo que cuesta en el aeropuerto de La Habana te evitas problemas.

A la salida del aeropuerto solo puedes ir a La Habana en taxi. Por lo general si el taxista te ve como el típico turista despistado te cobra su tarifa “estándar” que son 25€. Pero si negocias primero el precio el viaje te costara 20 o 15cuc.

Cuando cojas un taxi siempre negocia primero el precio ya que muchos nunca ponen el taxímetro y luego te cobran lo que quieren. Si haces un trayecto determinado varias veces acuérdate del precio que te cobraron la primera vez, y la segunda vez que cojas un taxi pactas directamente el precio, así te evitas problemas. Lo mejor siempre es coger los taxis amarillos de Panataxi ya que siempre van con el taxímetro y te cobran precios normales.

Si sales de noche y no encuentras taxis siempre se te ofrecerán cubanos con sus autos particulares. El precio que te cobrarán siempre será más caro que un taxi normal pero son un medio alternativo para que te lleven a tu destino. Si coges un carro particular SIEMPRE negocia el precio antes para evitar sustos.

La moneda oficial para el turista es el peso convertible (cuc), puedes cambiar tus euros en la terminal del aeropuerto, en el hotel, en las cadecas o en los bancos (Banco Popular de Ahorro). Lo recomendable es cambiar únicamente lo necesario para la primera noche en la terminal de aeropuerto. Y al día siguiente ir a un banco o una Cadeca, ya que la tasa de conversión es mejor y ganarás unos CUCs extras con el cambio. Jamás cambies dinero en la calle, la posibilidad de que te timen es muy alta. Normalmente lo que hacen es cambiarte euros por pesos cubanos, que apenas tienen valor.

Puedes sacar dinero con tarjetas VISA y Mastercard, American Express no funciona. El máximo permitido por día son 300€ y te cobran una comisión de unos 5 y 10€. No es recomendable usar tarjeta de crédito para hacer compras o en los restaurantes ya que cobran un recargo. La mejor opción siempre es ir con dinero efectivo.

No bebas agua del grifo, es potable pero si no estás acostumbrado es probable que te siente mal. Compra siempre agua embotellada.

A la hora de comer, si vas a los sitios equivocados pagarás caro por comer lo mismo que en otros sitios. En Cuba no hay mucha variedad así que al final siempre acabas comiendo arroz con pollo o cerdo. Por lo que realmente no merece la pena ir a sitios caros. En La Habana uno de los restaurantes que merece la pena es La Roca, al lado del Hotel Habana Libre (en Vedado).

Si comes fuera de La Habana en muchos sitios encontraras dificultades para encontrar restaurantes en cuc, puedes comer en lugares con moneda nacional y pagar en cuc. Además te saldrá mucho más económico (puedes comer por 2 euros).

Si sales de noche y vas a algún local cerrado o viajas en ViaAzul, aunque haga 30 grados en el exterior cógete una chaqueta o ponte una camisa de manga larga. Cuando estés allí entenderás este consejo.