Romerías de Mayo y Festival Mundial de Juventudes Artísticas

«Con este signo vencerás», dijo la voz a Constantino la víspera de la batalla. Una cruz dibujada en el cielo mostró el símbolo del Cristianismo al futuro emperador romano. Constantino derrotó a su rival, tal como dijo la profecía.

Su madre, Santa Elena, peregrinó a los Santos Lugares y allí encontró la Cruz en que murió el señor. El hecho ocurrió un 3 de mayo. Quizás por eso el santoral llama a ese día «el de Invención de la Cruz».

La fecha se celebra en la ciudad de Holguín, en el oriente cubano, desde el 1790 con una ascensión a la llamada Loma de la Cruz, el cerro de Bayado. Durante unos años desapareció del calendario de festividades. Pero en el 1993 renació bajo el nombre de Romerías de Mayo, auspiciadas por la Asociación «Hermanos Saíz» que organiza en Cuba a los artistas menores de 36 años.

En la primera semana de mayo se reúnen allí personas de varios países en lo que se ha dado en llamar Festival Mundial de Juventudes Artísticas. Cada año el evento, dedicado a una ciudad del mundo, se inicia con un desfile y procesión desde el Hacha de Holguín hasta la Loma de la Cruz.

Diferentes espacios paralelos animan las Romerías: El Angelote, dedicado a Literatura; la Fiesta de los abrazos, con la participación de los jóvenes extranjeros que estudian en Cuba; la Cámara Azul, una exposición de audiovisuales; Babel, mesa redonda dedicada a las Artes Plásticas; Raíces, donde se debaten temas cercanos a la cultura tradicional.

En cada parque de la ciudad, no por gusto conocida como la ciudad de los parques, se ofrecen conciertos de música fusión, trova, rap, rock. Además se organiza una muestra de jóvenes de realizadores y en su última edición convocó un congreso de pensamiento bajo el título de Memoria Nuestra.

Holguín es una de las ciudades más importantes de Cuba. Por allí desembarcó Cristóbal Colón. El Almirante, al contemplar el panorama que se extendía ante él, afirmó: «Esta es tierra más hermosa que ojos humanos han visto».