El punto guajiro: música campesina cubana

La herencia hispánica se depositó con mucha fuerza en las poblaciones campesinas cubanas. El aislamiento de los colonos canarios y gallegos mantuvo la pureza de los habitantes originarios. Es así que fue en esos lugares donde surgió el punto cubano, la más antigua manifestación de la música cubana.

De la Península Ibérica llegaron al Nuevo Continente las cuartetas octosílabas. Estas dieron origen a las décimas, versos con métrica endecasílaba. Además la técnica de la guitarra varió del rasgueo a al punteado, de ahí el nombre genérico.

Cada parte de la Isla se identificó por sus melodías específicas. Se habla del punto camagüeyano y del pinareño. La zona occidental se caracteriza por el punto libre. Mientras en centro y en oriente se entonan versos de rítmica más antigua, cercanos a la bulería, el fandango y las rondeñas, todos géneros musicales españoles.

La memoria popular recoge los nombres de aquellos cantantes que crearon tonadas para su uso particular. Son famosos los nombres de Carvajal y Colorín. También se impuso la costumbre de ponerle sobrenombre a los repentistas (intérpretes del punto guajiro). Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, el Cucalambé, constituye uno de los principales ejemplos de esa práctica en el siglo XIX.

Durante los años cuarenta del siglo pasado la música campesina vivió sus mejores momentos. Se utilizaba en la publicidad comercial y tenía varios espacios en la programación radial del país. Sobresalió el programa de Clavelito, muy popular en esa época. También la voz de Celina González, reina indiscutible del género, merecedora del Premio Picasso que entrega la UNESCO.

Con el tiempo ha decaído el interés de los cubanos por el género. Ya casi no se recuerdan los grandes cultores del punto guajiro: Adolfo Alfonso, Justo Vega, Chanito Isidrón, Inocente Iznaga. Hace muy poco falleció el más grande poeta campesino de la historia: Jesús Orta Ruíz, El Indio Naborí, galardonado con el Premio Nacional de Literatura.

En la historia reciente de Cuba, con una población casi por completo urbana (el 75%), el punto guajiro es un fenómeno raro. Dos o tres intérpretes mantienen viva la tradición. Se conocen los casos de Alexis Díaz Pimienta, Tomasita Quiala y Emiliano Sardinas. El Gobierno Cubano ha creado una beca en el Instituto Superior de Arte para los niños y jóvenes que deseen vincularse a la música guajira.

  • Afianzan gestiones turísticas entre Brasil y CubaGuía turística y cultural de Cuba

    Brasil es el segundo socio comercial de la Isla en América Latina y la Feria Internacional de Turismo en Cuba (FITCuba 2013), tendrá como invitado de honor al gigante sudamericano. Con sede en el balneario de Varadero del 7 al 10 de mayo próximos se realizarán los eventos de FITCUBA, donde los diplomáticos brasileños acreditados en Cuba y directivos del Ministerio del Turismo planearan acciones conjuntas para fortalecer los vínculos turísticos.

  • Gana prestigio internacional Ron MulataGuía turística y cultural de Cuba

    El ron añejo Mulata 15 años obtuvo Medalla de Plata de la primera edición del Concurso de Cata de Ron efectuado este año en Madrid, España, evento que reunió a representantes de la cadena productiva del ron en 150 países a un lado y otro del Atlántico.

    El Ron Mulata es una de las seis marcas de ron cubano que se distribuyen en el Estado y está totalmente fabricado (fermentado, destilado y embotellado) en Villa Clara(provincia al centro de la Isla), exportado por la empresa Tecnoazúcar e importado por la empresa catalano-cubana Iber Group.

  • Cuba realiza ajustes en su política migratoriaGuía turística y cultural de Cuba

    A partir del 14 de enero del 2013 solo se exigirá la presentación del pasaporte corriente actualizado y la visa del país de destino, en los casos que la misma se requiera. Serán acreedores de dicho pasaporte los ciudadanos cubanos que cumplan los requisitos establecidos la Ley de Migración (artículo 25 en especial), la cual ha sido también actualizada de acuerdo con las medidas adoptadas y entrará en vigor a los noventa días de su publicación en la Gaceta Oficial de la República de Cuba.