Festival Boleros de Oro

Algunos críticos afirman que El amor en los tiempos del cólera fue escrito por García Márquez a tiempo de bolero. No debe confundirse este género musical con su homónimo español. El bolero cubano del que hablamos nació cubano y tuvo su origen en la Trova Santiaguera.

Músicos de renombre internacional como Agustín Lara y Luis Miguel construyeron su carrera a golpe de boleros. En Cuba se hizo muy popular el dúo de Tejedor y Luis. También gozaron de fama las interpretaciones de Benny Moré, Vicentico Valdés y Omara Portuondo.

A partir de los setenta, el bolero cayó en desgracia ante el empuje de los ritmos anglosajones. En el año 1986 José Loyola fundó el Festival Boleros de Oro. No sabía que con el tiempo pasaría a ser el certamen más importante de su tipo en este lado del mundo.

El Festival de Boleros ha contribuido a rescatar la tradición bolerística. Desde Japón hasta Italia, pasando por toda la América Latina, cada año se reúnen en la Cuba los amantes del género.

Los cubanos seleccionan a sus representantes en los concursos provinciales. Participan estudiantes de música y artistas profesionales. También se premia a los autores de las mejores composiciones.

Cada edición tiene un país invitado y se rinde homenaje a los más destacados intérpretes de boleros. Paralelo al evento sesiona un Coloquio Internacional que agrupa a musicólogos y estudiosos del género.

El Festival es considerado una ocasión para recrearse con las melodías suaves y románticas. La Habana posee una gran cantidad de centros que privilegian ese tipo de música: El Gato Tuerto, Café Concert, el Salón 1930 del Hotel Nacional, la Casa Dos Gardenias y el restaurante El Tocororo.

La edición del 2001 registró el record al bolero más largo del mundo, con una duración de 76 horas. Según los organizadores resulta una meta a largo plazo alcanzar el centenar de horas.

Esta marca dio un nuevo impulso al género. Los medios de comunicación volvieron a hablar a ritmo de bolero. Como la primera vez que Florentino Ariza se encontró con Fermina Daza.