Mariposa, la flor nacional de Cuba

La flor nacional de Cuba es una flor delicada y blanca... Su forma recuerda la forma del insecto que le dio nombre: la mariposa.

Dicen que las cubanas del siglo XIX la utilizaban para camuflar en su interior los mensajes que se pasaban entre ellos los mambises, luchadores por la independencia.

Quizás por eso, aunque no es nativa de la isla, hace mucho tiempo que una comisión de botánicos y jardineros le otorgó el honor de representar al país antillano en el jardín internacional que se encuentra en Buenos Aires. Los cubanos enviaron a la Argentina rizomas de su flor nacional para que fueran plantados allí.

Durante mucho tiempo se le prefirió como adorno de bouquets. Esta planta de jardín se nombra científicamente Hedychium coroanrium Koening. Pertenece a la las familia de las zingiberáceas (Alpiniáceas).

Crece por toda la isla, en lugares húmedos. Florece en la temporada de las lluvias. A veces se le encuentra de manera espontánea a orillas de los ríos y arroyos.

Para encontrarla usted debe buscar un arbusto de metro y medio de altura, con grandes hojas lanceoladas, envainadoras y flores blancas, muy olorosas.

Se reproduce y propaga con facilidad por medio de sus rizomas o ñames. Algunos le encuentran parecido al jazmín de color blanco. Tiene un exquisito perfume.