Varadero

El paraíso azul de los enamorados.

Una encuesta internacional seleccionó a Varadero entre los diez lugares más solicitados en todo el mundo para pasar un día feliz en pareja. La playa cubana sólo fue superada por París, Venecia, entre otros destinos famosos.

Dice la leyenda que el multimillonario Dupont recorrió todo el planeta para buscar un sitio donde construir su casa de verano. Al final eligió a Varadero como su el lugar ideal. Más de 20 km de playa, arena fina, cocoteros y el buen clima hicieron que el magnate se decidiera por la costa cubana.

Las aguas de Varadero, situado en la parte norte de Matanzas y a 135 km al este de La Habana, son tan limpias que bajo el agua se pueden distinguir perfectamente los cinco dedos de una mano sin usar caretas o cualquier otro artilugio. Este centro turístico pertenece a la Península de Hicacos, el punto de Cuba más cercano a Estados Unidos.

En los últimos 20 años su red hotelera ha crecido hasta convertirlo en el segundo destino turístico más importante del país, superado por la capital. No hay mucho oleaje y las playas están muy próximas a los hoteles. Además, existen instalaciones para practicar yatismo, buceo y pesca de altura. El Centro de Convenciones Plaza América es el sitio ideal para organizar eventos.

Las cercanías de Varadero poseen atractivos adicionales: cuevas y cayos vírgenes. Las Cuevas de Bellamar, en Matanzas, y la de Saturno (submarina) son dos sitios importantes a visitar. Cerca de la ciudad se encuentran otros destinos turísticos: Matanzas, Cárdenas, la Ciénaga de Zapata y el balneario de San Miguel de los Baños.

Entre sus mejores centros nocturnos se encuentran el Habana Café y La Patana. Así mismo desde Varadero se puede acudir al cabaret Tropicana Matanzas, una réplica en miniatura del célebre nightclub habanero.

Varadero cuenta con más de 14 mil habitaciones repartidas en 50 hoteles a todo lo largo de su playa. La inmensa mayoría de los establecimientos poseen 4 o 5 estrellas. En todos ellos se brinda un servicio de excelencia.

Al balneario se puede llegar en avión por el aeropuerto Juan Gualberto Gómez que recibe vuelos internacionales desde cualquier parte del mundo. También en yates o cruceros por cualquiera de las tres marinas disponibles: Chapelín, Gaviota, o Puerto Sol Dársena. Al final del viaje, lo esperará Varadero: el paraíso azul de sus vacaciones.

Provincia: