Cuba en sus cócteles

Son varios los cócteles que llevan el nombre de Cuba o guardan un nombre estrecho con él. Quizás el Cuba Libre pase como el más famoso. Otros, menos conocidos, son Cuba Bella, Cubanísimo y Cubanito.

El Cuba Bella es un cóctel entretiempo, se bate en coctelera y se sirve en una copa de agua de ocho onzas. Para degustarlo usted debe congregar cuarto de onza de crema de menta (una onza, equivale a 30 gramos o 30 mililitros de líquido) y cuatro onzas de hielo en trocitos.

También un cuarto de onza de jugo de limón, un cuarto de onza de granadina, una onza y media de ron blanco, 6 onzas de hielo en trozos, media luna de naranja o de limón, una cereza roja y un ramito de hierbabuena.

Usted debe echar menta en la copa. Trate que el líquido se deposite en el fondo. Coloque el hielo en trocitos sobre la menta. Vierta en la coctelera el jugo de limón, la granadina, el ron blanco y el hielo en trozos. Agite la mezcla durante 15 segundos. Páselo por un colador antes de echarlo en la copa.

Debe quedar verde abajo y rojo arriba. Adorne el cóctel con las frutas y la hierbabuena. El limón o la naranja se cortan y se colocan en el borde de la copa. La guinda se ensarta en un palito para colocarla sobre el hielo. Debe servirlo con pajillas de sorber, una roja y otra verde.

El cubanísimo, otros de los cócteles que exalta la nacionalidad cubana, se llama así porque sus colores evocan la bandera nacional de Cuba: rojo, azul y blanco. Se mezcla a partir de los siguientes ingredientes: un cuarto de onza de granadina, la misma cantidad de curaçao azul, una cereza, un daiquirí frappé y una rodaja de limón.  Se vierten en la coctelera la granadina y la rodaja de limón. Luego, muy despacio, eche el curaçao. No deben mezclarse los colores. Al final verter el daiquirí. Se adorna con la cereza roja y dos pajas, azul y blanca.

El cubanito es un cóctel aperitivo que se prepara en su propio recipiente, un vaso de diez onzas. Requiere los siguientes materiales: una cucharada de salsa inglesa, media onza de jugo de limón, sal y salsa picante al gusto, un cubo de hielo, una onza y media de Ron Havana Club Blanco y  cinco onzas de jugo de tomate.

Los ingredientes se vierten en el recipiente y se revuelven con una cucharilla. Una rodaja de limón puede servir de adorno. Y luego a disfrutar un sabroso cóctel cubano.