La Habana en tres cócteles: Havana special, Havana Club y Havana Roca

La Habana es una ciudad curiosa. Sus diversas facetas la convierten en una ciudad múltiple. Por un lado su parte colonial, por otro los barrios de negocios y las redes hoteleras. Asimismo los vecindarios donde se mezcla el sincretismo y la cultura religiosa o donde los chicos se divierten en las discotecas más sofisticadas.

Diversas manifestaciones artísticas han reflejado esa condición de la capital de Cuba. Canciones, artes plásticas, danza, literatura y hasta la coctelería. Apreciemos aquí tres bebidas que llevan el nombre de Havana.

La primera de ellas, Havana Special, se mezcla a partir de cinco gotas de marrasquino, una onza y media de jugo de piña (una onza equivale a 30 mililitros o 30 gramos), la misma cantidad de Ron Havana Club Añejo Blanco y seis onzas de hielo picado en trozos.

Los ingredientes se baten en la coctelera y se cuelan antes de verterlo en una copa de seis onzas que debía estar enfriada previamente. Se puede adornar con una rodaja de piña. Es un cóctel entretiempo.

El ron de Cuba, Havana Club, bautizó un cóctel con su propio nombre. Para prepararlo se necesita enfriar una copa baja para cóctel. Luego se baten en la coctelera una onza de ron Havana Club Añejo Blanco, media onza de vermouth seco, seis onzas de hielo en trozos.

La mezcla resultante se cuela antes de verterlo en la copa. Se decora con una cereza roja. Es un cóctel para aperitivos.

El cóctel Havana Roca se sirve en un vaso grueso antiguo. Lleva unas gotas de juego de limón, la misma cantidad de marrasquino, un cuarto de onza de vermouth blanco seco, onza y media de ginebra seca, tres onzas de hielo en trocitos, media luna de naranja, una rodaja de limón y un ramito de hierbabuena.

Los ingredientes líquidos se mezclan en el recipiente. Luego se adorna el cóctel con la media luna de naranja, la rodaja de limón y el ramito de hierbabuena. Es un cóctel entretiempo.